EQUIPO DESCRIPCIÓN OBJETIVOS ACCIONES PROYECCIÓN SERVICIOS COMPOSICIÓN FUNCIONES CONTACTO
Actualidades
Líneas del Presidente
Vida de Napoleón
Simbólica Imperial
Cartografía General
Ideas del Siglo Napoleónico
Literatura
Religión
La Obra Civil
El Arte de la Guerra
Vida cotidiana durante el Imperio
La caída del Águila
Santa Elena
El Regreso de las Cenizas
Cronología
Galería de los Hombres
Genealogía
La Familia Imperial
Libros y Textos impresos
Imaginería
Pintura
Escultura, Relieves y Numismática
Herencia y Patrimonio
Filmografía
Lugares y Sitios Históricos
Librerías
Sugerencias y correo de los lectores
Música durante el Imperio
Napoleón y México
Ligas de interés y asociados
Libro de Oro

 

NAPOLEÓN SÍ FUE ENVENENADO

Artículo publicado en « Le Quotidien du Médecin »

Del 7 de Junio de 2005

Epílogo de una polémica de cuarenta años de antigüedad, los últimos análisis toxicológicos efectuados en los cabellos de Napoleón confirman, de manera irrefutable, que el Emperador fue víctima de un envenenamiento crónico con arsénico.

Cabellos reveladores

La tesis del arsénico, hallado en las mechones de cabello del Emperador, fue lanzada en 1961 y apuntalada a lo largo de los años por otros varios análisis, especialmente en 1995 y en 2000.

Pero los defensores de otra teoría, según la cual Napoleón habría muerto de cáncer del estómago, no han bajado nunca los brazos; para ellos, el arsénico hallado en los cabellos no probaría una intoxicación, sino que provendría simplemente de los productos conservadores utilizados tras la muerte del Emperador.


Por petición del presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional, el canadiense Ben Weider, nuevos análisis fueron efectuados recientemente por el Dr. Pascal Kintz, toxicólogo especialista en cabellos, y presentados en ocasión de la inauguración del laboratorio Chem Tox en Estrasburgo.
La espectrofotometría de absorción atómica electrotérmica ha permitido medir precisamente las dosis de arsénico, superiores de 7 a 38 veces a las dosis naturales. Sobre todo, el análisis llevado a cabo gracias al Nano-Sims mostró que el arsénico se encontraba en el núcleo del cabello, en la médula, y no alrededor de él. Esto prueba que el arsénico fue vehiculado por el flujo sanguíneo y no por contaminación exógena.

Mata-ratas

Fue posible determinar la naturaleza del arsénico hallado, de tipo mineral (AsIII) y no orgánico. Para ser claros, se trataba de matarratas, veneno para ratas, aparentemente vertido diariamente en dosis ligeras en el vino consumido por el Emperador. Sin embargo, precisa el Dr. Kintz, « nada permite afirmar la teoría del vino, no más que otros productos: nuestros análisis son irrefutables en cuanto al arsénico utilizado y a la intoxicación pero no explican su origen ». Éstos no señalan designan a un culpable y las hipótesis quedan enteras. Se ha hablado específicamente del Conde de Montholon, cercano al Emperador en Santa Elena, pero también del gobernador de la isla, Hudson Lowe. Pero nunca será posible saberlo.

Si la ciencia explica a partir de hoy las causas de la muerte, confirma además el origen de los signos clínicos revelados en Napoleón en el curso de los tres últimos años de su vida. Un generalista de Estrasburgo, el Dr. Bernard Charton, ha estudiado recientemente todos los expedientes y todos los estudios y descripciones que se refieren al Emperador en Santa Elena y ha identificado más de 80 síntomas mentales o físicos. «Tomados por separado, no significan nada, pero, juntos, revelan claramente una intoxicación por arsénico.
El Dr Charton, quien ha publicado estas observaciones y su diagnóstico en 2003 (« Napoléon empoisonné à l'arsenic », ediciones Résurgence), se felicita por la confirmación aportada por los toxicólogos a sus hipótesis y rinde un homenaje a los médicos y a los observadores de la época, quienes describieron con la más alta minucia los síntomas de Napoleón y llevado a cabo experimentaciones sobre numerosas substancias tóxicas que entraron en contacto con él.
Es gracias a ellos, subraya, que las primeras sospechas pudieron ser emitidas desde la muerte del Emperador, mucho antes del diagnóstico toxicológico.

D. D. B.
Le Quotidien du Médecin del 07/06/2005

 

 

EL ENVENENAMIENTO DE NAPOLEÓN: LA PRUEBA

 

Expediente especial de la Asociación Napoleónica Internacional

Envenenamiento de Napoleón: expediente especial del Instituto Napoleónico México-Francia

 

Referencias:

Sociedad Napoleónica Internacional

Presidente : Dr. Ben Weider C.M., C.Q., SBStJ, Ph.D.
2875 Chemin Bates
Montréal, Québec, Canadá
H3S 1B7
Teléfono: (514) 731-3783
Fax : (514) 731-7082
Sitio Internet: http://www.napoleonicsociety.com/
E-mail: bweider@societenapoleonienne.com


Instituto de Medicina Legal de Estrasburgo

INSERM U405
Facultad de Medicina, Universidad Louis Pasteur
11, rue Humann
F - 67085 Strasbourg
Francia
Teléfono: (33) 03 90 24 33 47 - (33) 03 90 24 33 62
Sitio Internet: http://alsace.u-strasbg.fr/iml/laboratoire.htm
E-mail: Jean-Sebastien.Raul@iml-ulp.u-strasbg.fr

 

Cinematógrafo Imperial Folia Lumiere