Vida de S.M.I. el Emperador y Rey Napoleón I el Grande.
Vida de S.M.I. el Emperador y Rey NAPOLEÓN I
Los Amigos de Ligny
ACMN
Instituto Napoleónico México Francia.
Bélgica.
México.
Francia.
¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!
« Tout pour l'Empire » - Instituto Napoleónico México-Francia.
Instituto Napoleónico México-Francia - Institut Napoléonien Mexique-France
Eduardo Garzón-Sobrado, fundador.
S.A.I. Jean-Christophe Napoléon, Prince Impérial.
Estela memorial en la sede de la última victoria del Emperador Napoleón I
INUGURACIÓN DEL MONUMENTO DEDICADO A LOS GROGNARDS DEL EMPERADOR EN LIGNY
Fotografías y documentación amablemente comunicadas por el Sr. Dominique Timmermans * 
Águila de la « Estela a los vencedores de Ligny »
Traducción del Instituto Napoleónico México-Francia ©
Esta página está disponible al público de manera gratuita y puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no sea mutilada, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

Por el Señor

Pierre Migliorini

Pierre Migliorini
« El combate más encarnizado del que la historia haya hecho mención »
Gneisenau.

Los días 30 y 31 de mayo de 2009 se llevó a cabo en Ligny, Bélgica, la 45ª conmemoración de la última Victoria del Emperador, esto en ocasión del 194º aniversario de la batalla del mismo nombre.

Recordemos sumariamente el desarrollo de esta batalla que ocurrió el 16 de junio de 1815, es decir dos días antes de Waterloo.

El Plan de Napoleón es simple: rechazar a los prusianos de Blücher lo más lejos posible de las líneas británicas y holandesas de Wellington y Orange, y enseguida, atacar a sus adversarios uno después del otro… Hallamos aquí una táctica clásica del Emperador.
Desde el 15 de junio, después de la toma de Charleroi, Napoleón lanza su ala izquierda, con Ney a su cabeza, en dirección de Bruselas; éste tiene por misión rechazar a los ingleses hasta Quatre-Bras (cruce de los Cuatro-Caminos), de donde podrá enseguida coger a los prusianos por la espalda. El mismo Napoleón toma el mando dl ala derecha, para efectuar un ataque de frente en la región de Ligny.
Pero todo no pasa como previsto; Ney, « el bravo de los bravos », se muestra vacilante y lento… Además, se deploran algunos errores en la transmisión de las órdenes… Napoleón no recibirá ningún refuerzo de Ney.

El Emperador Napoleón frente a Ligny

El 16, a las 3 horas de la tarde, el Emperador da la señal de ataque: ¡sus 68 000 hombres van a afrontar a los 84 000 prusianos!
Durante más de tres horas los combates causan estragos, asaltos y contra-asaltos se suceden, Ligny es tomado y retomado. Hacia las 19 horas, siguiendo sin recibir el refuerzo de Ney, Napoleón debe decidirse a lanzar a la Guardia en la mêlée. Los cazadores a pie de la Guardia resisten a un ataque decisivo de Blücher. Napoleón, apoyado por el fuego intensivo de 60 cañones y por su caballería, puede lanzar a la Vieja Guardia sobre el centro enemigo que es hundido definitivamente. El propio Blücher ve a su caballo ser muerto bajo de sí, y escapa milagrosamente a la vista de los coraceros franceses.
Los prusianos, batidos, se repliegan hacia Wavre, hacia el ejército inglés. Por desgracia, cogido por la hora tardía y terriblemente fatigados por la intensidad de los combates, los franceses no les persiguen; serán una ayuda preciosa para los ingleses dos días más tarde en Waterloo… Ligny quedará así como la última victoria del Emperador.

Combates en Ligny

Este año de 2009, las fiestas conmemorativas de la Última Victoria tienen dos particularidades: primero a causa de la elección del parlamento Europeo, se llevan a cabo excepcionalmente a fines de mayo y no el primer fin de semana de junio. Enseguida, son la ocasión de inaugurar una estela dedicada a los «valerosos grognards (1) del Emperador, artesanos de su última victoria». Este monumento fue obsequiado por el Señor Ben Weider, presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional, con la contribución de Los Amigos de Ligny y de la Asociación para la Conservación de los Monumentos Napoleónicos (ACMN). Este proyecto había sido elaborado por el propio Ben Weider, y, tras su fallecimiento, su familia tomó el relevo para llevarlo a término.

Las conmemoraciones iniciaron con una conferencia « La cirugía durante las guerras napoleónicas: ¿una oportunidad fallida? » presentada por el doctor Jan Bosteels. El conferencista presentó un estudio rico y apasionante sobre este tema, ilustrado por las prácticas de Larrey y Percy. Se pudo apreciar la admiración que el conferencista tiene por éste último. Enseguida, los Amigos de Ligny aseguraron la visita comentada del museo Napoleón. Personalmente, el señor Michel Lefèbvre, secretario general de los Amigos de Ligny, me acompañó para realizar una visita detallada de las colecciones: armas y equipos provenientes del campo de batalla, tambor primer Imperio, baúl de oficial prusiano y muchas otras piezas van junto a grabados, dioramas y documentos, en particular los archivos del coronel mayor Dubois, coronel de los famosos lanceros rojos. Al final de la jornada, los diferentes grupos de reconstitución ofrecen al público una simulación de la batalla.

¡El domingo 31 de mayo es para nosotros el gran día! La jornada inicia con un oficio religioso con animación musical militar, celebrada en honor de las víctimas de los combates de Ligny. Al final de la misa, el Sr. Michel Lefèbvre, anunciando la continuación de la jornada, en especial con el cortejo hacia los monumentos de las dos guerras mundiales y del Bicentenario, rinde homenaje a Ben Weider.
En el cortejo, se aprecia, en especial, la presencia del Sr. Cónsul General de Francia en Bruselas, de un destacamento de la Marina nacional francesa a cuya cabeza figuraba el comandante del navío « Le Géranium », de la Música de la Guardia de Waterloo y del grupo de reconstitución histórica 1º de Cazadores a pie de la Guardia Imperial de Ligny; personalmente, participo como portavoz de la familia Weider y dela Sociedad Napoleónica Internacional. Los primeros altos se hacen como fue anunciado, depósito de arreglos florales y música militar, luego llegamos a la estela a los vencedores de Ligny. El Sr. Coronel Couvreur, presidente de los Amigos de Ligny, pronuncia un muy hermoso discurso en el que son evocados sus relaciones con Ben Weider, y el origen de la puesta de esta estela. Recuerda igualmente su calidad de antiguo combatiente de la II Guerra Muncial. Enseguida, tras el discurso del Sindicato de iniciativa de Ligny (centro de información turística local), el propio y el del burgomaestre, la estela es develada frente a un destacamento de la Guardia.
Estela a los vencedores de Ligny

Como nos los escribió el Sr. Lefèbvre, las palabras pronunciadas « (…) han puesto perfectamente de manifiesto la rica personalidad del difunto presidente, su apego absoluto al Emperador y su voluntad expresa de obsequiar al sitio histórico de Ligny una estela que recordará a todo visitante o al simple paseante que fue aquí mismo donde se situó la Última Victoria.
Los Amigos de Ligny estarán por siempre agradecidos a la familia que, gracias a la hermosa promesa que mantuvo, permitió que el nombre de su ilustre pariente esté incrustado para siempre en la piedra azul de nuestro hermoso país valón. »

Esta bella jornada continuó entonces con un banquete, seguido por el 45º desfile de la última Victoria.

NOTAS
1) «Grognards», «gruñones», o más exactamente gruñentes, por así decirlo, es como se le conocía a los soldados de la vieja guardia de la Gran Armada.
2) « La chirurgie pendant les guerres napoléoniennes: une opportunité manquée? »

Palabras previas a la develación de la « Estela a los vencedores de Ligny »
El valeroso Sr. Coronel Couvreur, presidende de Los Amigos de Ligny, pronuncia su alocución inaugural en presencia del Sr. Serge Mucetti, Cónsul General de Francia en Bruselas, un destacamento de la Marina nacional francesa y el comandante del navío « Le Géranium », los mpusicos de la Guardia de Waterloo y el grupo de reconstitución histórica 1º de Cazadores a pie de la Guardia Imperial de Ligny.
 
A la izquierda, en honor a los muertos caídos en el Campo de Honor, tiene lugar el depósito una ofrenda floral al pie de la Estela, aun recubierta por el pabellón nacional francés. Enseguida, se procede a la develación oficial del monumento.

Instituto Napoleónico México-Francia , INMF.

ALOCUCIONES 

 

ALOCUCIÓN DEL SEÑOR CORONEL PIERRE COUVREUR
PRESIDENTE DE LOS AMIGOS DE LIGNY
El Señor Coronel Pierre Couvreur
Comendador de la Orden de la Corona de Bélgica, Oficial de la Orden de Leopoldo.

Señor Burgomaestre,
Señor Migliorini,
Señor Cónsul general,
Comandante,

Los Amigos de Ligny les dan las gracias por haber aceptado realzar con su presencia la inauguración de este monumento obsequiado por el Señor Ben Weider, presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional, con la participación de Los Amigos de Ligny y de la Asociación para la Conservación de los Monumentos Napoleónicos. Nuestro agradecimiento se dirige igualmente a la municipalidad de Sombreffe y a la Región valona para el acondicionamiento del sitio donde es erigida la estela. Un gran agradecimiento también al señor Eric Weider que aceptó honrar la promesa de su ilustre padre fallecido prematuramente, tomando a su cargo la erección del monumento.

Éste está dedicado a los valerosos combatientes del Emperador caídos en nuestro suelo el 16 de junio de 1815. Mi propósito no es contarles la historia de esta inolvidable batalla que se llevó a cabo en esta tierra heroica que se extiende de Fleurus hasta las inmediaciones de Gembloux, Ligny hallándose en lo que yo llamaría el epicentro. Las pérdidas son difíciles de evaluar por lo mucho que varían según los autores pero es cierto que las pérdidas prusianas fueron por mucho más elevadas que las de los franceses, situándose en una gama de 7000 a 12000 hombres.
El recorrido que ustedes acaban de efectuar está hinchado de la sangre de aquellos bravos que brindaron a Napoleón su última victoria. Esa sangre fue su último regalo obsequiado a Francia.
¿Iban a ser relegados al olvido aquellas tropas valerosas? Pensemos en la divisa del Souvenir Français: « A nous la mémoire, à eux l’immortalité »*. Las brumas matutinas que invaden estos lugares parecen llevar en ellas el peso del sacrificio. El Coronel Marchand, delegado general del Souvenir Français y miembro del consejo de administración de Los Amigos de Ligny honra esta ceremonia con su presencia y por ello le estamos agradecidos.
Recordando a mis ancestros que participaron en las guerras del Imperio, de los cuales tres murieron por Francia, al llegar al crepúsculo de mi vida, he deseado vivamente que el recuerdo de los héroes de la última victoria sea inscrito en la piedra. Para concretar este deseo, fui vivamente apoyado por nuestro consejo de administración – y en particular por el Sr. Michel Lefèbvre, nuestro secretario general, y el Comandante Alain Arcq, nuestro maestro de ceremonias y conservador del Museo Napoleón. Los Amigos de Ligny que no tienen sus recursos financieros más que de las cotizaciones de sus miembros no podían soportar esta carga. Así es como pensé confiarme a una personalidad fuera de lo común, hombre de bien por excelencia, napoleónico sin par cuya generosidad no tiene igual más que en su inteligencia. Por añadidura, es un excombatiente de la última guerra mundial y saludamos en él a un héroe del famoso desembarco de los canadienses en Dieppe, en 1942, y del de Normandía en 1944. Quiero hablar de nuestro querido amigo Ben Weider, fallecido recientemente. No dudó en dar su luz verde a nuestro requisitorio y la A.C.M.N. manifestó inmediatamente su deseo de participar en la empresa.
Es así como el nombre « Ben Weider » figurará sobre esta estela en el corazón mismo del vasto osario de Ligny, en el corazón mismo de la última victoria.
Lo sabemos, los combates fueron atroces e iban amplificándose hasta las 19 horas en la velada del 16 de junio de 1815. ¿No dijo Gneisenau que: « El combate de Ligny es uno de los más sangrientos de que haga mención la historia »?
En calidad de oficial belga, me es grato recordar que numerosos oficiales, suboficiales y hombres de tropa de nuestras provincias participaron en esta última victoria del Emperador. Dos futuros ministros de la guerra de la joven Bélgica combatieron en Ligny, uno de ellos, el general Dupont, era teniente en el 2º de artillería y el otro, el general Willmar, en el 2º del cuerpo de ingenieros. Quince años más tarde, el General Gérard regresa como vencedor a nuestras comarcas para liberar a Bélgica del yugo holandés.
Pensemos en el general Exelmans quien fue no solo un artesano de la última victoria del Emperador sino también de la última victoria del Imperio, el 22 de julio en Rocquencourt.
Tengamos también un recuerdo piadoso en honor del Mariscal Lannes quien, gravemente herido en la batalla de Essling, entregó su alma a Dios el 31 de mayo de 1809. Hoy hace 200 años.
Ben deseaba inaugurar él mismo esta estela y es desde Allá Arriba acompañado por los artesanos de la victoria que asiste en este momento a esta ceremonia del recuerdo.

Gracias al Señor Migliorini por haber hecho este largo viaje para marcar su amistad con Ben Weider. ¡Ongi Ettori! (Cordial bienvenida).
Gracias al Señor Cónsul general de Francia por el interés que reserva para Ligny y por el gusto que nos ha dado asegurando la participación de la Marina francesa.
Agradezco la presencia, gracias al Cónsul General, del teniente de navío Marge Cuvier y de su equipaje. Es con un enorme placer como acogemos a los simpáticos pompones rojos. Ellos tampoco son ajenos a esta batalla pues los marinos de la Guardia combatieron en Ligny. Y además, los fusileros marinos del almirante Ronarch al lado del 1º de Línea belga prohibieron el paso del Yzer al enemigo, el 10 de noviembre de 1914 gracias a su encarnizamiento. Además, Comandante, dirijo a usted un mensaje de simpatía de uno de sus viejos veteranos, el Capitán de navío retirado Richard de Touchet, miembro de nuestro Consejo de administración.
Finalmente, cuando esta estela sea descubierta, díganse que existen ocho de ellas del mismo tipo en el campo de batalla de Waterloo realizadas por el mismo maestro artesano, el señor Rousseau, bajo los auspicios de la Asociación Franco-Europea de Waterloo cuyo administrador es por otro lado administrador de los Amigos de Ligny, el señor Philippe de Villelongue, aquí presente.
Recojámonos pensando en esos bravos grognards que rindieron su último suspiro en esta tierra sagrada.
Les agradezco por su buena atención.

* « A ellos la gloria, a nosotros la memoria ».

Instituto Napoleónico México-Francia , INMF.

 

A NOMBRE DE BEN WEIDER
Discurso del Sr. Jean-Claude Damamme
El Sr. Jean-Claude Damamme

Normalmente, yo debía estar con ustedes hoy para hacerme el embajador de mi amigo Ben. Razones personales, de las que di parte al Sr. Michel Lefèbvre, me lo impiden, y esto me entristece mucho. Es la razón por la cual le he pedido leer en mi nombre este pequeño texto, pues, aun alejado, quería estar presente por el pensamiento.
Triste, lo estoy por al menos dos razones.

- La primera, porque Ligny, a ojos del napoleónico « puro » que soy – y a menudo se me reprocha – es un lugar que me es caro, aun si, evidentemente, evito olvidar que hombres se batieron aquí ferozmente, y entre ellos soldados belgas y sus camaradas franceses. Uno no se divierte en un lugar que presenció el sufrimiento, pues no enteraré aquí a nadie de que el Emperador obtuvo en esta tierra su, por desgracia, última victoria, que debió haber sido seguida de otra más, aquella decisiva, dos días después.
El carácter último de esta victoria de Ligny le confiere una grandeza trágica.

- La segunda, porque, en mi calidad de representante de la Sociedad Napoleónica Internacional de Montreal, pero más aun en tanto que amigo personal de aquel gracias a cuya generosidad este monumento pudo ser erigido, yo hubiese debido, como lo he dicho, estar aquí entre ustedes. Para hablarles de Ben. Tal vez lo haga algún día si la ocasión se presta para ello.

Ben y yo habíamos discutido a menudo de este monumento, cuyos planos me había enviado para conocer mi opinión. Para él era una alegría participar con ustedes en este momento de emoción, pues estaba muy feliz y muy orgulloso de obsequiarles y de regalar a los héroes del 16 de junio de 1815 lo que, en su generosidad, no consideraba más que como un tributo de agradecimiento hacia aquellos que se habían batido por y junto al hombre por el cual él mismo había peleado mucho: Napoleón.

Aprovechándose claramente del fallecimiento de Ben, dos adversarios emblemáticos de la tesis del envenenamiento acaban de publicar un libro en el cual – lo leí por deber y no por placer – ridiculizan a su manera habitual esta tesis que molesta. Luego no les recuerdo más que a título de indicación esta lucha que Ben llevó a cabo con perseverancia para demostrar, por los medios de la ciencia servida por los más grandes toxicólogos, que el Emperador deportado a Santa Helena había sido envenenado con arsénico, lucha de la que me hice de alguna manera el portavoz, aquí mismo en especial.
Esas gentes se niegan a que esta tesis sea aceptada y reconocida. ¿Por qué? Tal es la pregunta a la que Ben y yo, y todos los que la conocen no han obtenido nunca respuestas, salvo bajo la forma de sarcasmos y análisis soslayados relevados con un conjunto conmovedor por los medios de comunicación [en Francia]. Es lo que se produce en este momento para este libro. En revancha, para la verdad, reina la ley del silencio, y mis reacciones han sido todas censuradas.
Sentí subir en mí la cólera cuando el Sr. Lefèbvre me dijo que uno de los autores iba a dar una conferencia en Waterloo para desplegar con aplomo y complacencia sus mentiras y sus manipulaciones ordinarias.
En ello veo un grave insulto hecho, para empezar a los científicos que procedieron a los análisis, pero sobre todo a la memoria del difunto presidente-fundador de la Sociedad napoleónica Internacional de Montreal y de su combate desinteresado. Su proceder no es ni elegante ni valiente – lo contrario me hubiera sorprendido – pues, privada de su alma, la SNI y su sitio cuyas últimas estadísticas ponían de manifiesto más de 270 000 visitantes al mes, perdieron su fuerza y su poder de combate. Por consiguiente es una carretera la que se abre delante de estos detractores, que no podrán engañar más que a los que no conocen el expediente. Pero por desgracia es el caso de la mayoría. Al respecto, quiero agradecer muy calurosamente, en mi nombre y, puedo decirlo, a nombre de Ben, a los « Amis de Ligny » por haber tenido, en lo que a ellos concierne, el valor y la elegancia de negarse a asociar su nombre a esta operación.

Ben, lo sé puesto que era muy cercano a él, los quería mucho, y me hablaba con frecuencia de ustedes. Respetaba infinitamente su devoción por la memoria de Napoleón, su rectitud y su desinterés.
A ojos del francés que soy, obligado a constatar con aversión todas las formas del más desvergonzado mercantilismo napoleónico, ustedes constituyen una excepción rara, y este pleonasmo es deliberado.
Limitándome a él, pero esto se dirige a todos los « Amigos de Ligny », agradezco calurosamente al coronel Couvreur a quien estoy feliz de saludar, aunque sea de manera lejana.

Por supuesto, Ben es, este día, invisible, pero, estoy seguro, él los ve y los oye, así como yo oigo su voz de ricos acentos quebequenses decirles: « Gracias, amigos míos », y, con esos mismos acentos, yo les transmito estas palabras que me decía a menudo, cuando, a veces, el desaliento se apoderaba de mí ante la perfidia de nuestros poco honorables adversarios:
« Jean-Claude, nunca hay que bajar los brazos ».
Continúo siguiendo su recomendación, y sé que aquí, en Ligny, será piadosamente observada.

Gracias a todos en nombre de la memoria de Ben.

Instituto Napoleónico México-Francia , INMF.

 

DISCURSO DEL SR. PIERRE MIGLIORINI
El Sr. Migliorini durante su alocución

Señor Cónsul general,
Señor Burgomaestre,
Comandante,
Señoras y Señores organizadores,
Señoras y Señores,

Desearía primeramente contarles un recuerdo personal: en julio pasado, cuando estaba con mi familia donde el Señor Ben Weider, en Montreal, al final de nuestro encuentro nos dijo: « El año próximo, debo ir a Europa para la inauguración de una estela que he financiado en Ligny… ». Habíamos evocado entonces la posibilidad de reunirnos en Biarritz, en casa… Por desgracia, el destino decidió otra cosa, y, el 17 de octubre, el mundo napoleónico se enteraba con una inmensa tristeza de la pérdida de uno de sus líderes, atento, caluroso y, por supuesto, conocido por todos.
Hoy, por estar su familia atorada en Montreal por la colocación de la loza sepulcral de su tumba, ceremonia prevista desde hace tiempo, su familia me encargó, por el intermediario de Rowayda Guirguis, asistente del señor Ben Weider, representarlos así como a la Sociedad Napoleónica Internacional.
En esta ocasión, preciso también que David Markham, nuevo presidente de la SNI, supervisa los últimos preparativos del 7º Congreso Napoleónico Internacional, que se llevará a cabo la semana siguiente en Montreal… Luego es para mí un honor representarlo aquí.

Leí que Léon Ruquoy, burgomaestre de Ligny de 1965 a 1977, decía con cierto humor: « Si reciben amigos en francés, no cometan la torpeza de hacerles visitar Waterloo so pena de enemistarse con ellos. Mejor sorpréndanlos: con mucho tacto, llévenles a los confines de la provincia de Namur, a Ligny, donde el 16 de junio de 1815, o sea dos días antes de Waterloo, Napoleón ganó su última victoria. »
¡Es este mismo Léon Ruquoy quien sacó la batalla de Ligny del olvido!

Apostemos que el Señor Ben Weider, quien, como me lo recordaba al teléfono antier, su asistente Rowayda Guirguis, estaba muy feliz de asociar su nombre al homenaje rendido a los Grognards que se llevaron la última victoria ante los ojos del mismo Napoleón; apostemos pues, que después de Léon Ruquoy, Ben Weider continuará dando a conocer todavía más este episodio de la epopeya imperial que se llevó a cabo aquí, en Ligny.
En este día de Pentecostés, pensemos en él, está con nosotros.


Instituto Napoleónico México-Francia , INMF.

Los señores Pierre Migliorini, el Cor. Pierre Couvreur, Presidente de Los Amigos de Ligny, y Serge Mucetti, Cónsul de Francia en Bruselas.
 
La delegación oficial de la Marina francesa perteneciente al bastimento Le Géranium posa junto al monumento.

Instituto Napoleónico México-Francia , INMF.

CEREMONIA DEL 31 DE MAYO DE 2009
Inauguración de la « Estela a los vencedores de Ligny »

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

El proyecto de erección de una estela a los vencedores de Ligny ha llegado a su fase final. A pesar del fallecimiento del donador, el Señor Ben WEIDER, presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional (Canadá), la inauguración tuvo lugar el domingo 31 de mayo de 2009.
La realización del monumento y su instalación fueron confiadas al establecimiento Didier ROUSSEAU, con sede en Genval (Bélgica).

El financiamiento de la estela fue asumido por Eric WEIDER, hijo de Ben WEIDER. La Asociación para la Conservación de los Monumentos Napoleónicos (ACMN) y Los Amigos de Ligny aportaron su participación a esta realización.

 

PROTOCOLO

Disposición y recepción
11h00 (X): Salida de la misa en la iglesia de Ligny. Formación del cortejo. Instalación del cortejo: Música de la Guardia a la cabeza, seguida por las banderas del 1er Regimiento de Cazadores a Pie de la Guardia (Ligny), por un destacamento de reconstituyentes, una delegación de la Marina francesa (bastimento « le Géranium »), autoridades e invitados constituyeron el cortejo.

Bola de cañón de la batalla de Ligny
X + 05’: Salida del cortejo con a su cabeza la Música de la Guardia.
Instalación de dos guardias de honor para presentar las armas a las autoridades (guardias pertenecientes al 24º Regimiento de Infantería ligera).
X + 10’: Alto en el Monumento a los Muertos de las dos Guerras Mundiales. Música: Brabanzona y Marsellesa.
X + 15’: Puesta en marcha del cortejo hacia el monumento del Bicentenario.
X + 20’: Alto, depósito de flores y conmemoración del Bicentenario.
X + 25’: (11h20/25’) Recepción de las personalidades destacadas estacionadas cerca del monumento. Recepción por los administradores de los Amigos de Ligny de las personalidades, presentación de éstas a las autoridades comunales a la llegada del cortejo. Acogimiento de las autoridades por el presidente, los miembros del consejo de administración y las personalidades colaboradoras. Estas previsiones se desarrollan mientras el cortejo está en el monumento del Bicentenario.
X + 25’: Música de la Guardia e instalación de las banderas por el Maestro de ceremonias conforme al plan siguiente:
Comando por el Maestro de ceremonias: « par unité: garde à vous » (« por unidad: firmes »)
Después de la ejecución, comando por el Maestro de ceremonias: « Música: Veillons au Salut de l’Empire » («Velemos por la salud del Imperio», himno oficial del Primer Imperio).
Comando por el Maestro de ceremonias: « par unité: reposez armes » (« por unidad: descansen armas »)
Inauguración de la Estela a los vencedores de Ligny
X + 30’: Comando por el Maestro de ceremonias: « Musique: Garde à Vous » (« Música: firmes »)»
Comando par el Maestro de ceremonias: « par unité: Garde à vous »
Alocuciones de las diversas personalidades, comenzando por el Presidente de Los Amigos de Ligny, seguido por el delegado de la familia Weider etc.
Tras los discursos:
Comando por el Maestro de ceremonias: « par unité: présentez Armes » (« por unidad: presenten armas »)
Comando por el Maestro de ceremonias: « Musique: Ouvrez le Ban » (« Música: redoble de tambor y toque de corneta »)
Develación de la Estela por la delegación Ben Weider y el cónsul general de Francia
Música « Marcha Consular »
Depósito de flores por el Cónsul general de Francia y los Amigos de Ligny
Comando por el Maestro de ceremonias: « Musique: Aux Morts » (« Música: a los Muertos»)
Minuto de recogimiento pedido por el maestro de ceremonias.
Comando por el Maestro de ceremonias: « Musique: La Marseillaise » (« Música: la Marsellesa»)
Comando por el Maestro de ceremonias: « Musique: Fermez le Ban » (« Música: silencio »)
Comando por el Maestro de ceremonias: « par unité: Portez Armes » (« Por unidad: porten armas »)
X + 45’ Comando por el Maestro de ceremonias: « Musique: en place pour le défilé » («Música: listos para el desfile »)
Comando por el Maestro de ceremonias: « par unité: en place pour le défilé » (« por unidad: listos para el desfile »)
(Protocolo del desfile: Música, Bandera del 1er Regimiento de Cazadores a Pie de la Guardia (Ligny) con su escolta, seguido por el destacamento de la unidad, cortejo de las personalidades, segundo destacamento de clausura del cortejo oficial).
Invitación a las autoridades por parte del Maestro de ceremonias a formar el cortejo.
Comando por el maestro de ceremonias: « Musique: Pour le défilé en Avant… Marche » («Música: para el desfile Adelante… Marcha»)
X + 1 Hr: Llegada del cortejo al lugar del aperitivo. Fin de las actividades protocolarias.
Banderas del Primer Regimiento de Cazadores a Pie de la Guardia (Ligny, Bélgica)

* Todas las fotos del evento y la reconstitución histórica son propiedad del Sr. Dominique Timmermans; pueden ser vistas en el sitio: Les Monuments de l’Empire