Vida de S.M.I. el Emperador y Rey Napoleón I el Grande.
Vida de S.M.I. el Emperador y Rey NAPOLEÓN I
Instituto Napoleónico México Francia.
México.
Francia.
¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!
« Tout pour l'Empire » - Instituto Napoleónico México-Francia.
Instituto Napoleónico México-Francia - Institut Napoléonien Mexique-France
Eduardo Garzón-Sobrado, fundador.
S.A.I. Jean-Christophe Napoléon, Prince Impérial.
BONAPARTE, PRECURSOR EN MATERIA DE LUCHA CONTRA LA DROGA

Por el doctor

Xavier Riaud
Doctor en cirugía dental y en epistemología
Miembro del Comité científico del Instituto Napoleónico México-Francia
Caballero de la Orden de las Palmas Académicas de Francia
Laureado de la Academia Nacional de Cirugía Dental de Francia
Director de « Collection » en las Ediciones L’Harmattan
Miembro de la Asociación de los Escritores Combatientes

Xavier Riaud.
Dr. Xavier Riaud
Traducción del Instituto Napoleónico México-Francia ©
Esta página está disponible al público de manera gratuita y puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no sea mutilada, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

Egipto… Un calor enorme… Un avituallamiento inexistente… Poca agua… Tribus en perpetua insurrección… Actos de terrorismo en los que todas las armas son desplegadas… Epidemias de repetición… Un paraje extraño lejos de los allegados de los soldados… La ociosidad… Entre más tiempo pasa, menor es el moral… Tantos elementos favorables al olvido en paraísos artificiales que justifican la absorción de substancias ilícitas (Castelot, 1967). En el transcurso de la campaña de Egipto, los soldados franceses descubren desafortunadamente el hachís, sus espejismos y sus riesgos (Fabre, 2010). Los médicos de la sección de física y ciencia natural del Instituto de Egipto constatan los efectos devastadores del consumo del cáñamo. Es mezclado con opio o con eléboro. El conjunto se presenta bajo la forma de confitura que los autóctonos llaman dyasmuck (= medicamento almizclado), pues en ella estaban incluidos almizcle, clavo y otras esencias (http://fr.wikipedia.org (a), 2010). De hecho, de regreso de la campaña de Egipto en 1801, Desgenettes (1762-1837) presenta para estudios, a la Academia de ciencias, las primeras pruebas de hachís jamás llevadas a Francia (Ganière, 1988 & Riaud, 2010).

Existe una larga tradición oriental del hachís que rompe en todo el Oriente, de Siria a Egipto, a partir del siglo XI. En 1378, el emir otomano Soudoun Scheikhouni decreta uno de los primeros textos de ley que prohíben su uso (Fabre, 2010). Pero, la progresión continúa hacia Marruecos, luego España en donde la Inquisición, a partir del siglo XVI, trata de obstaculizar a la epidemia. El primer texto sobre este tema aparecido en Occidente fue escrito por un médico portugués García da Orta (1500-1568). Se titula Coloquio de los simples y fue publicado en 1563. Tras la muerte del médico, su cuerpo y su libro son a pesar de todo quemados por la Inquisición en auto da fe (Fabre, 2010).

Constatando los estragos causados por resta substancia sobre sus hombres, habiendo sido además agredido poco después de su llegada a Egipto por un fanático musulmán en estado de ebriedad canabínea, Bonaparte tomó como consecuencia la decisión de prohibir « el uso del licor fuerte hecho por alguno musulmanes con cierta hierba llamada hachís, así como el de fumar el grano del cáñamo ».

La agresión había según Max Gallo (1998) ocurrido en el momento de la entrada a Alejandría, el 1° de julio de 1798 (Castelot (1967) data la entrada a Alejandría el 2 de julio y no menciona este atentado (Marchioni (2003) afirma que Bonaparte entró en la noche del 1° al 2). Un musulmán habría disparado desde una casa contra Bonaparte a caballo quien habría recibido la bala en su bota izquierda. El general no abría resultado herido. El agresor, rodeado por seis fusiles, fue muerto (Gallo, 1998). Todos los demás consultados, al menos los que hablan de ello, tienen en cuenta este evento en los días que siguen a la entrada de Bonaparte a Alejandría.

Bajo la conminación de Bonaparte, el general en jefe Abdalá Jacques Menou habría promulgado una orden del día (la n° 11 (?)) del 17 de vendimiario año XI (9 de octubre 1800). Esta ordenanza pretendía poner un término al consumo de hachís y de semilla de cáñamo por soldados del cuerpo expedicionario (Fundación Napoleón, 2010). Por primera vez, se hacía abiertamente mención del cannabis y de sus riesgos en un texto. Para aquellos que infringían esta orden, se habría previsto una pena de prisión de 3 meses (http://fr.wikipedia.org (b), 2010; Escohotado, 2004; Fabre, 2010).

En 1840, el doctor Louis Aubert Roche publica su célebre libro De la peste et du typhus d’Orient (« De la peste y del tifus de Oriente ») en el que preconiza el empleo del hachís como remedio médico selecto contra algunas enfermedades contagiosas. La primera ley francesa, en cuanto a ella, que reglamenta la cesión de substancias venenosas a fin de limitar la venta, con el objetivo de limitar los envenenamientos, no es votada hasta el 19 de julio de 1845. El 29 de octubre de 1846, por decreto real, una clasificación de substancias « venenosas » es realizada en un cuadro único que incluye arsénico, opio y morfina. Un primer texto habría visto la luz del día en 1682 que tenía como objetivo prevenir los envenenamientos con arsénico (http://fr.wikipedia.org (c), 2010).

Bonaparte es pues el precursor en Francia en materia de lucha contra la droga.

 

Referencias bibliográficas:
Castelot André, Bonaparte, Librairie Académique Perrin, París, 1967.
Escohotado Antonio, Histoire générale des drogues, L’esprit frappeur (ed.), París, 2004.
Fabre André, De grands médecins méconnus…, L’Harmattan (éd.), Collection médecine à travers les siècles, Paris, 2010.
Fondation Napoléon, communication personnelle (carta dirigida al Dr. Fabre André quien me la hizo amablemente llegar), París, 2010.
Gallo Max, Napoléon – Le chant du départ, Magellan (ed.), vol. 2, París, 1998.
Ganière Paul, Dubois Antoine (1756-1837), médecin, in Revue du Souvenir napoléonien, diciembre de 1988; 362 : 51-52.
Ganière Paul, Desgenettes, René-Nicolas (1762-1837), médecin, in Revue du Souvenir Napoléonien, http://www.napoleon.org, Fondation Napoléon, 1988, pp. 47-48.
http://fr.wikipedia.org (a), Description de l’Egypte, 2010, pp. 1-6.
http://fr.wikipedia.org (b), Histoire du chanvre, 2010, pp. 1-6.
http://.fr.wikipedia.org (c), Prohibition des drogues, 2010, pp. 1-11.
Marchioni J., Place à Monsieur Larrey, chirurgien de la Garde impériale, Actes Sud (éd.), Arles, 2003.
Riaud Xavier, René-Nicolas Dufriche, baron Desgenettes (1762-1837), médecin chirurgien de la Grande Armée, in The International Napoleonic Society, Montréal, 2010, http://www.napoleonicsociety.com, pp. 1-3.