Francósfera México-Francia, el portal de la promoción y de la defensa de la Francofonía en América.
Foro por Francia.
 
 
DEVOIR DE VÉRITÉ
Deber de Verdad
Del General
Pierre-Marie Gallois
Fundador del Foro por Francia

Prefacio de Albert Chambon y Philippe Bourcier de Carbon
"Deber de Verdad", por el General Pierre-Marie Gallois.
Traducción de la Francósfera México-Francia
 

« Este libro, Deber de Verdad, se quiere una atestiguación sin falsos pretextos, un estado del lugar objetivo y riguroso de la situación de Francia hoy en día. Lograr publicarlo, y sobre todo darle la difusión que merece, constituye ya una proeza en la Francia de 2002, desde ahora puesta bajo la hipnosis letal de «la construcción europea» indefinida, o del « virus Jean Monnet », según la feliz fórmula del autor. Esta atestiguación chocará. Espantará al lector. Esta terapia de choque es sin embargo la condición previa indispensable para todo sobresalto posible. Era preciso que estas cosas fuesen escritas. Semejante libro no existía. Constituye ahora la primera piedra de la renovación. Esta atestiguación nos recuerda cómo, hace pocos años, Francia, con medios materiales muy inferiores a los de hoy, había sabido hacerse capaz de hacer oír fuertemente su voz en un mundo tumultuoso. En la historia de la civilización cristiana, en la historia de Europa, Francia siempre ha sabido hacer prevalecer los principios superiores. Es esa su misión. Eso es lo que los pueblos siempre han esperado de ese país singular, nación que siempre ha sabido prestar «su voz a quienes no tienen unas», según las palabras del General de Gaulle y que siempre, desde la más alta Edad Media, ha sabido enderezarse contra todas las tentativas imperiales. » (Extracto del Prefacio).

 

PRESENTACIÓN DE JEAN-SIMON TABOURNEL
Publicado en la revista Esprit et Vie n°109 de julio 2004

Es el libro de un hombre enojado. Considerado como uno de los primeros fundadores de la fuerza nuclear francesa y uno de los más notables geopolitólogos europeos, el autor presenta aquí un atestado, un estado del lugar de la situación de Francia hoy. Ahora, este atestado es alarmante.
Hipnotizada por el mito de la «construcción europea» indefinida, o del «virus Jean Monnet», ¿no está nuestra patria en camino a pasar bajo dominaciones transnacionales o nacionales contra las cuales se ha batido a menudo, con el riesgo de perder toda capacidad de libertad, de pensamiento, de maniobra? ¿No sería víctima de retorno imperioso de las tentativas imperiales, aquellas contra las cuales luchó a lo largo de su historia?
Seis capítulos, que traducen un camino doloroso que no puede conducir sino a una situación extremamente preocupante: son los ataques violentos de la mundialización, de la despoblación y del envejecimiento de la población, de la europeización, de la inmigración, el deslecho de las instituciones – y la consecuencia fatal: la resignación.
El envite, en efecto, es este: o Francia continúa en esta vía de asimilación y de lenta fagocitosis por las obligaciones y sujeción europeos y la Unión Europea – bajo la forma que quisieran darle Alemania y los Estados Unidos – o recupera su independencia, su capacidad de actuar en tonto que Francia, con un Estado que debe recobrar su vigor y salvaguardar las actividades de servicio público, y por encima de todo, renunciar «a la costosa descentralización administrativa», y sobre todo «recobrar la soberanía de la nación. En ella misma y ante el exterior».

El General Pierre-Marie Gallois
Presidente-fundador del Forum pour la France

Es que el peligro es grande e inminente. «La "construcción europea" ha debilitado tanto a los Estados miembros de la Unión que el liberalismo económico incontrolado ejerce en ellos sus estragos. […] Arrancando palmos enteros de soberanía a los Estados, los "constructores" de la Unión europea le siguen el juego al mercado, reduciendo a los gobiernos a la figuración. Así es transformada la Europa democrática en plutocracia» (p. 150-151).
Así como, una «Europa-potencia» de «soberanías compartidas» será ridícula, mañana, ante Estados que no comparten ninguna soberanía con quien sea, como los Estados Unidos, China, Rusia, India […] (p. 151).
El atestado es rudo y brutal, lo hemos dicho. Es apoyado por numerosos anexos sobre la quiebra del liberalismo, la desastrosa gestión del sector privado, el nuevo imperio alemán, Francia desarmada, la descentralización, la inseguridad, entre otros.
El resultante es abrumador. Pero, en nuestra opinión, este libro es saludable, indispensable. Es evidente que la empresa que constituye la edificación de la Unión europea y de la gran Europa no puede hacerse de manera angélica; no puede continuar, por lo demás, en los excesos, el desorden, la irrealidad, el dogmatismo y el pensamiento único.
Es incontestable que, cada día, vivimos las derivas de la descentralización y sus incoherencias, que vemos en este momento a la obra el dogma que presidió la concepción de los criterios de Maastricht, que el margen de maniobra de los Estados con respecto a Bruselas es cada vez más estrecho. Salvo trastornarlo y cuestionarlo todo, es preciso que la Comisión europea y su vocación supranacional se vuelva a preguntar: «¿Quién te hizo rey?»
Quedan sin embargo algunas preguntas, que planteamos, y a las cuales no es evidente aportar una respuesta: ¿en la era de los grandes bloques y de la irrupción de los grandes Estados-imperios, los países de Europa pueden seguir siendo Estados independientes y soberanos? ¿Deben unirse a un Estado federal supranacional o contentarse con coordinar estrechamente sus esfuerzos? ¿Hay que regresar a las soberanías ex ante o enriquecer el sistema de las soberanías compartidas? ¿No oculta la construcción europea la revancha del liberalismo anglosajón sobre la excepción socioeconómica francesa? Todas ellas nuevas preguntas que abren nuevos espacios de trabajo.
Los partisanos de la soberanía francesa no compartida hallarán en este libro razones para combatir y esperar. «Los franceses no pueden aceptar esta regresión política y social. Les es preciso, lo antes posible, liberarse del yugo europeo destructor de la democracia, del Estado nación, de la Francia soberana e independiente» (p. 151).
Los partisanos de la Unión europea deberán tener en cuenta la calidad del análisis, de la gravedad del balance que establece el autor a fin de dominar mejor las inmensas dificultades que encierra la construcción medio confederal, medio federal de la Unión europea.

DEVOIR DE VÉRITÉ
Por el General Pierre Marie Gallois
Prefacio de Albert Chambon y Philippe Bourcier de Carbon
Publicado en Noviembre de 2002
Colección « L’Histoire à vif » 314 páginas
Dimensiones : 215 x 145 x 22 - Peso: 420 gramos
ISBN : 2-204-07134-x - SODIS : 8267805 - EAN : 9782204071345

 
Forum pour la France.