Versión en castellano
« En Waterloo, no fue Francia la que perdió la batalla, fue la humanidad » Heinrich Heine.
Del 15 de octubre de 2006
Presidente del Instituto Napoleónico México Francia nombrado
REPRESENTANTE DE LA SOCIEDAD NAPOLEÓNICA INTERNACIONAL EN LOS PAÍSES HISPÁNICOS
Vida de S.M.I. el Emperador y Rey Napoleón I el Grande.
Vida de S.M.I. el Emperador y Rey NAPOLEÓN I
International Napoleonic Society, INS.
Sociedad Napoleónica Internacional, SNI
¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!

El 28 de agosto pasado nos fue informada la feliz noticia de la designación del Pr. Eduardo Garzón-Sobrado como miembro del Alto Consejo de Oficiales de la Sociedad Napoleónica Internacional, prestigiosa institución en la cual, a partir de ahora, el Presidente-fundador del Instituto Napoleónico México-Francia fungirá como Representante en los países hispánicos.

Más allá de la relevancia de sus atribuciones y del gran honor que constituye su alto valor intrínseco, dicho nombramiento, que nos fue comunicado personalmente por el Presidente de la SNI, el Dr. Ben Weider, nos llena de orgullo al saber que un académico mexicano, en la persona del presidente del INMF, ha sido elegido para ocupar este prestigioso cargo y hacer las veces de embajador ante el mundo de los estudios napoleónicos iberoamericanos, a través de las máximas y más insignes autoridades de esta disciplina.

Coronado con este nuevo e importante logro de gran trascendencia académica y profunda fuerza simbólica, el Instituto Napoleónico México-Francia se enorgullece de impulsar nuevamente a México, nuestra Patria, a la vanguardia cultural en Ibero América. De esta forma, nuestro país se ilustra y destaca una vez más entre las demás naciones de habla hispana, poniéndose de manifiesto no sólo la energía y gran vivacidad de nuestro Instituto, sino principalmente la validez y el reconocimiento que siempre con mayor fuerza se concede internacionalmente a nuestra incontestable y cada día más considerada calidad de representación cultural e institucional.

PRESENTACIÓN DE LA SOCIEDAD NAPOLEÓNICA INTERNACIONAL
 
Fundada en 1995 por el Dr. Ben Weider, historiador y filántropo canadiense recipiendario de innumerables condecoraciones y nominado al Premio Nóbel de la Paz, la Sociedad Napoleónica Internacional es un organismo con fines no lucrativos establecido bajo la autoridad del gobierno de Canadá. Su sede se encuentra en Montreal. Otorga becas de estudios para exhortar y recompensar las contribuciones importantes para la historia napoleónica, y tiene igualmente como ambición el promover en el mundo una imagen verdadera de Napoleón, liberándolo de los clichés injuriosos complacientemente divulgados ya desde antes de 1815 por los ingleses y sus acólitos, y enseguida por los numerosos enemigos encarnizados del Emperador.
Sociedad Napoleónica Internacional

Entre las diversas actividades históricas, académicas y científicas desarrolladas por la SNI, hay que destacar la larga y muy ardua cruzada que ha llevado a cabo a favor de la tesis del envenenamiento criminal de Napoleón, pregonada en un inicio por el cirujano dentista y toxicólogo sueco Sten Forshufvud y retomada en los años 60 por el Dr. Ben Weider, quien gracias a diversos análisis y en particular a los estudios realizados por el Dr. Pascal Kintz en 2005, pudo demostrar de manera fehaciente toda su legitimidad.

Corolario de más de 40 años consagrados al estudio de la historia napoleónica y muchas centenas de miles de dólares invertidos para crear cátedras de estudios sobre el Primer Imperio, le 12 de octubre de 2000 el Dr. Weider fue nombrado caballero de la Legión de Honor – según las palabras del embajador de Francia en Canadá, Denis Bauchard – por « el interés apasionado [que dedica] a la vida de Napoleón y a la promoción de su herencia a través del mundo. »

Instituto Napoleónico México-Francia

 

Palabras del Dr. Ben Weider
El Dr. Ben Weider, CM, CQ, CStJ, PhD; Presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional.

El Dr. Ben Weider, CM, CQ, CStJ, PhD
Presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional

Mi querido amigo Eduardo,
«Estoy feliz de haberlo nombrado Representante de la Sociedad Napoleónica Internacional en los países hispánicos. Nadie es más indicado que usted para ocupar este puesto. Siempre he creído en usted».
Presidente Fundador de la Sociedad Napoleónica Internacional
NOMINACIÓN
del Profesor Eduardo Garzón-Sobrado por el Doctor Ben Weider
como representante de la Sociedad Napoleónica Internacional en el mundo hispánico

La proyección de la Sociedad Napoleónica Internacional (SNI) que presido desde su fundación en 1995 estuvo por largo tiempo limitada a los países de lenguas francesa e inglesa, a falta de un representante calificado para el conjunto de los países de lengua castellana. La fundación en 2004 del Instituto Napoleónico México-Francia (INMF), cuya vocación es, a semejanza de la de la SNI, la defensa y la promoción de la memoria auténtica de Napoleón, abrió una providencial oportunidad de colmar la grave laguna existente.

De inmediato establecí vínculos de amistad con el presidente-fundador del INMF, el célebre Profesor mexicano Eduardo Garzón-Sobrado. Acordamos en agosto de 2006 su nominación, aquí confirmada, como representante de la SNI para el conjunto del mundo de habla hispana.

No podía haber mejor elección. La notoriedad del Profesor Eduardo Garzón-Sobrado, rebasa ampliamente las fronteras de su país.

Inducida por este lazo funcional, la alianza amistosa entre la SNI y INMF refuerza sensiblemente y a punto el frente de los legítimos admiradores de Napoleón ante la interminable octava coalición fomentada por sus incorregibles detractores.

Ben Weider, CM, CQ, CStJ, PhD.

Homenaje del General Michel Franceschi 
El General Michel Franceschi, Consultor Histórico Especial de la Sociedad Napoleónica Internacional.

General (cr) Michel Franceschi, CLH, ONM, CVM, FINS Comendador de la Legión de Honor
Consultor Histórico Especial y representante del
Comité Literario de la Sociedad Napoleónica Internacional

Consultante Histórico Especial y miembro del Comité Literario de la Sociedad Napoleónica Internacional

Me regocijo al más alto grado por la nominación del señor Eduardo Garzón-Sobrado como representante de la Sociedad Napoleónica Internacional en los países hispánicos.

El presidente Ben Weider no podía tomar una mejor iniciativa. Presidente fundador y prestigioso animador del Instituto Napoleónico México-Francia, Eduardo Garzón-Sobrado goza ya del eminente mérito de hacer irradiar la auténtica historia de Napoleón a través del mundo de habla hispana. Desde ahora, la armoniosa sinergia existente entre las dos sociedades se tornará perfecta, prometiendo la más fructuosa de las colaboraciones.

Dirijo al señor Eduardo Garzón-Sobrado mis calurosas felicitaciones al mismo tiempo que mis deseos de bienvenida más amistosos.

Firmado: General Franceschi.
El Sr. Jean-Claude Damamme, Representante en Francia de la Sociedad Napoleónica Internacional.

El Sr. Jean-Claude Damamme, FINS
Representante en Francia de la Sociedad Napoleónica Internacional
Miembro de la Sociedad de las Gentes de Letras
Miembro de la Asociación de Escritores Combatientes Consejero Histórico Especial del Instituto Napoleónico México-Francia

Testimonio del Sr. Jean-Claude Damamme
Representante en Francia de la Sociedad Napoleónica Internacional
Hay personas que tienen la vocación de servir una causa, y que, para hacerlo, no dudan en aceptar complicar su vida.
Si se me perdona esta formulación un poco vulgar, diré que, desde que fundó el INMF, Eduardo Garzón-Sobrado « no ha parado », y, aún cuando es imposible establecer una lista exhaustiva de acciones en un espacio tan restringido, hay dos que han emocionado más aún al « napoleónico » ferviente que soy cuanto que el gobierno francés, por inaceptables razones, « mandó a volar » la conmemoración del bicentenario de la victoria de Austerlitz: fue primero, el 2 de diciembre de 2004, una misa solemne, la primera jamás realizada en territorio americano para conmemorar la coronación de Napoleón, y, el 4 de diciembre de 2005, otra misa en memoria de los soldados caídos durante aquella campaña de la tercera Coalición.
Helo aquí desde ahora de los nuestros, uno de los « soldados » del pequeño pero, digamos la palabra, valiente comando de la Sociedad Napoleónica Internacional, dirigida por nuestro infatigable Presidente, Ben Weider.
Considero que, para todo Napoleónico sincero, representar a la SNI es un honor, pues significa no tener más que un objetivo, una ética, una filosofía: defender, resueltamente se entiende, la memoria de Napoleón y, para ello, no temer entrar en conflicto con, por supuesto, sus enemigos declarados (las más veces por razones mercantiles), y con quienes se han « acaparado » al hombre y su historia.
Pero, poco deben importarle estas lamentables mezquindades: sólo cuenta la defensa de la memoria del Emperador.
Así pues, bienvenido a la SNI, Eduardo, y… ¡ánimo!
Jean-Claude Damamme.
EL PRESIDENTE DEL INSTITUTO NAPOLEÓNICO MÉXICO-FRANCIA,
REPRESENTANTE DE LOS PAÍSES HISPÁNICOS

Por Ulises Sánchez Segura
Vicepresidente del Instituto Napoleónico México-Francia
Presidente fundador y Director General de las
Jornadas Alfonsinas

Hacia el final del siglo pasado, se suscitaron en nuestro país, comentarios y en ocasiones apasionadas discusiones, acerca de los propósitos y los objetivos que debieran buscarse y seguirse para lograr que México no fuera sólo un receptáculo de los conocimientos y las aportaciones culturales, que en otros países se originan.

Se ha discutido mucho, tal vez no suficiente o con inteligencia, la manera en que México debe ser innovador, un país activo y protagonista. En otras palabras, se planteaba la manera de hacerlo creador y partícipe de la historia contemporánea y la cultura. Entre los que despertaron o siguieron aquellas reflexiones, se encuentran científicos de gran prestigio así como historiadores u hombres afines a las áreas llamadas humanísticas. Toda esa discusión no es, por otra parte, algo reciente si bien las características que ha adquirido, se nutre de los más actuales acontecimientos mundiales. Anteriormente, hacia la mitad del siglo XX, Alfonso Reyes, hombre de letras, había propuesto esta reflexión incluyendo a toda Latinoamérica. No podemos sino unirnos a estas meditaciones para proyectar incluso, rumbos en la búsqueda de estos objetivos y la consolidación de la cultura en nuestro país. Por este motivo, es menester y de suma importancia, anunciar el reciente nombramiento que hiciera la Sociedad Napoleónica Internacional del Profesor Eduardo Garzón-Sobrado, Presidente-fundador del Instituto Napoleónico México-Francia, como representante de todos los países hispanoamericanos, el pasado 28 de agosto del presente año. Sin duda tal nombramiento sitúa a México, por medio de su eminente representante, como el principal promotor e iniciador de una actividad cultural, en el contexto de los países de lengua castellana, sin parangón actual dentro de la comunidad intelectual de México.

En esta época en la que la confusión y la ignorancia acerca de lo que significa la cultura, predominan dentro y fuera de nuestras fronteras, anuncios y nombramientos de esta naturaleza, pueden fácilmente perder relevancia y vigencia. Habrá que decirlo nuevamente con toda su sencilla grandeza. Este nombramiento, la deferencia hecha por la Sociedad Napoleónica Internacional, organismo último en el reconocimiento de los estudios napoleónicos, hace de México un país no perdido, sin objetivos definidos como es el caso la mayoría de las veces, en el contexto de estas reflexiones, y le otorga una voz que encontrará eco y resonancias por el todo el orbe, particularmente a través del mundo Hispano y Americano. Se trata sin duda, de una verdadera respuesta a los debates sobre la situación de México en asuntos culturales.

El Instituto Napoleónico México-Francia ha recibido el nombramiento hecho a su Presidente con beneplácito y seguros sus miembros todos de la importancia que esto representa, se complacen y comparten a su vez con sus lectores, asiduos interesados en las actividades que desarrolla, y con México entero por igual, este reconocimiento. Ha sido el esfuerzo y trabajo constante lo que finalmente otorgaron tan distinguida mención dada la benemerencia, digna y virtuosamente representada en la persona del Prof. Eduardo Garzón-Sobrado, por parte de la Sociedad Napoleónica Internacional y de su honorabilísimo Presidente el Dr. Ben Weider. La importancia de la labor realizada por el Prof. Garzón-Sobrado tiene ya una presencia indudable ante los estudiosos de la historia, e inmarcesible dentro del universo de la cultura.

International Napoleonic Society

SOCIEDAD NAPOLEÓNICA INTERNACIONAL - INTERNATIONAL NAPOLEONIC SOCIETY
Presidente internacional
Dr. Ben Weider, C.M., C.Q., C.St.J, Ph.D.
Presidente honorario
S.A. El Príncipe Alberto II de Mónaco.
S.A. el Príncipe Alberto II de Mónaco
Vicepresidente honorario y presidente del comité de países francófonos
S.A.R. El Príncipe Joaquim Murat.
Mecenas honorario
S.A. Victor André Masséna, Príncipe de Essling, Duque de Rívoli.
Vicepresidente ejecutivo y redactor en jefe
Prof. J. David Markham.
Presidente, del Comité de distinciones honoríficas y literarias
Dr. Donald D. Howard.
Consejero especial de cuestiones históricas
General Michel Franceschi, 4 estrellas (cr).
Representante en Francia
Sr. Jean-Claude Damamme.
Representante en los países hispánicos
Pr. Eduardo Garzón-Sobrado.

Regresar a la página de Actualidades