« Tout pour l'Empire » - Instituto Napoleónico México-Francia.

Instituto Napoleónico México Francia.
México.
Francia.
Instituto Napoleónico México-Francia - Institut Napoléonien Mexique-France
Eduardo Garzón-Sobrado, fundador.

NAPOLEÓN
INTOXICACIÓN CRIMINAL CON « MATA-RATAS »

Artículo publicado en el diario

« Nice Matin »

del 16 de enero de 2006.

Traducción del Instituto Napoleónico México-Francia @

Leer la presentación del Dr. Kintz.
Esta es la máquina con la cual el Doctor Pascal Kintz identificó el tóxico « mata-ratas » en los cabellos de Napoleón. DR.

Ben Weider, Presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional de Montreal, Jean-Claude Damamme, representante de la Sociedad en Francia, y el Instituto Napoleónico México-Francia, expresan sus vivos agradecimientos a la dirección del diario Nice Matin por haberlos autorizado a reproducir el artículo que el Sr. Jean-Marc Raffaelli ha consagrado a los últimos descubrimientos hechos por el Dr. Pascal Kintz, Presidente de la Asociación Internacional de Toxicólogos de Medicina forense, sobre los cabellos de Napoleón.

Dr. Ben Weider, CM, CQ, SBStJ, PhD
Presidente de la Sociedad Napoleónica Internacional
Jean-Claude Damamme, FINS, escritor e historiador, representante de la Sociedad Napoleónica Internacional en Francia.

 

NAPOLEÓN

Intoxicación criminal con « mata-ratas »

Artículo publicado en el diario « Nice Matin » del 16 de enero de 2006

En su exilio de Santa Elena, Napoleón fue envenenado con « mata-ratas ». Para la Sociedad Napoleónica Internacional (1) y su presidente canadiense Ben Weider, es el término de una cruzada de cuarenta años, a la vez epopeya científica y combate de largo aliento contra el escepticismo y los sarcasmos de los historiadores que siempre han desacreditado la tesis del envenenamiento.

Para los científicos movilizados sobre la cuestión, el misterio de la muerte de Napoleón se ha disipado. El Dr. Pascal Kintz, presidente de la Asociación Internacional de Toxicólogos de Medicina Forense, « ha administrado la prueba definitiva de que el arsénico presente en los cabellos sí estaba destinado a matar, puesto que se trata de arsénico mineral, en su forma más tóxica conocida bajo la apelación popular de « mata-ratas. »

Nuevo método de medicina forense

Los últimos análisis han tenido lugar en junio en los locales de Chem Tox, en Illkirch-Graffenstaden cerca de Estrasburgo, un laboratorio de punta en las investigaciones toxicológicas que trabaja para la policía del mundo entero, entre las cuales el FBI y Scotland Yard. Ahí, se le aplicó a los cabellos provenientes de dos mechones de Napoleón, cuya autenticidad ha sido probada desde hace largo tiempo (2), el método nunca antes utilizado del ICP-MS o « plasma inducido acoplado con espectrometría de masa » que es a la molécula química lo que el ADN es al hombre. « El método desembocó en una verdadera revelación, puesto que permitió determinar con precisión la naturaleza química del arsénico presente en el corazón de los cabellos de Napoleón. Y es bajo su forma mineral, muy tóxica (As III y V), aquella designada comúnmente como “mata-ratas”, como aparece en grandes cantidades

Ni conservador ni estufa ni papel tapiz

¿De donde viene el arsénico? En el otoño de 2003, el Dr. Kintz y el Prof. Wennig, de la Universidad de Luxemburgo, recurren a la imaginería del Nano-SIMS (el cabello, cortado en rodajas, es bombardeado al cesio) para desmentir la tesis del arsénico utilizado en la época para la conservación de los cabellos: está en el corazón mismo del cabello, tomado por ingestión y encauzado por el flujo sanguíneo. (3).

Dos investigadores estadounidenses habían incriminado el humo de la estufa y otros las emanaciones del papel tapiz de la residencia de exilio de Longwood. Pero los análisis habrían revelado muchos metabolitos MMA y DMA (productos de degradación del arsénico) y no una presencia insubstancial.
El Dr. Pascal Kintz saca de ello una conclusión en forma de certeza científica: « En todas las muestras de los cabellos del Emperador, el ICP-MS ha puesto en evidencia concentraciones masivas, concentraciones compatibles con una intoxicación crónica por arsénico mineral muy tóxico. Estamos sin ambigüedad sobre la pista de una intoxicación criminal. »

Irrecusable o “jalado de los pelos”, el descubrimiento merece una confrontación general, en toda buena fe.

Jean-Marc RAFFAELLI.

__________________________

1- Jean-Claude Damamme es el porta-voz europeo de la asociación: www.societenapoleonienne.com
2- Uno llamado “Noverraz” según el nombre del sirviente quien cortó el mechón el día siguiente de la muerte y proveniente del museo Napoleónico de Arenenberg en el lago de Constance; el otro llamado “Bertrand” por el nombre del gran Mariscal del Palacio y compañero de deportación de Napoleón.
3. Ver nuestra edición del 15 de noviembre de 2004.

 

ARSÉNICO Y VIEJAS QUERELLAS

Estos últimos análisis designan, según sus autores, la causa de la muerte de Napoleón, pero no los culpables.
Ben Weider explica que después de Waterloo, el Emperador vencido seguía siendo muy popular en el pueblo de París, en la armada, entre los campesinos que le debían el haber podido conservar las tierras adquiridas durante la revolución. « Vivo, seguía siendo una amenaza, aún en Santa Elena. Si no, ¿hubieran los ingleses mantenido una muy costosa guarnición de unos seis mil soldados, sin prejuicio del número de navíos de “Royal Navy” que patrullaban sin descanso alrededor de ese miserable peñasco? »

Viejas querellas de historiadores no dejarán de resurgir sobre el tema.

En una carta, el Dr. Lucien Israël, profesor emérito de cancerología y miembro del Instituto de Francia, declina los argumentos clínicos refutando el cáncer del estómago: « Yo pienso pues que su tesis (la del envenenamiento) es la buena.»¿Quién pues habría matado?

Se ha evocado al entorno pero también a Hudson Lowe, el gobernador de la isla. Un enigma siempre puede ocultar otro...