Vida de S.M.I. el Emperador y Rey Napoleón I el Grande.
Vida de S.M.I. el Emperador y Rey NAPOLEÓN I
Instituto Napoleónico México Francia.
México.
Francia.
¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!
« Tout pour l'Empire » - Instituto Napoleónico México-Francia.
Instituto Napoleónico México-Francia - Institut Napoléonien Mexique-France
Eduardo Garzón-Sobrado, fundador.
S.A.I. Jean-Christophe Napoléon, Prince Impérial.
Versión en castellano
ADMIRAMOS Y RESPETAMOS A NAPOLEÓN
Article en Français
RESPETEMOS TAMBIÉN LA MEMORIA DE QUIENES LE HAN SERVIDO
Paseo de los veteranos inválidos
Dibujo decimonónico.

Por el Señor

Jean-Claude Damamme
Consejero Histórico Especial del Instituto Napoleónico México-Francia
Representante en Francia de la Sociedad Napoleónica Internacional

El Sr. Jean-Claude Damamme, Miembro de Honor del Comité Histórico del Instituto Napoleónico México-Francia.
Sr. Damamme
Traducción del Instituto Napoleónico México-Francia ©
Esta página está disponible al público de manera gratuita y puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no sea mutilada, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.
Hay asociaciones que, contrariamente a otras, son modestas por sus medios pero no por ello actúan menos « sin tambores ni trompetas », con perseverancia y eficacidad por el bien de la causa a la que han decidido servir. La A.C.M.N. forma parte de ellas.

Estas cuatro letras, abreviación de la Asociación por la Conservación de los Monumentos Napoleónicos, todos los que admiran a Napoleón y respetan su memoria – como la de sus soldados – las conocen, o deberían conocerlas.

 
Antes y después, sepultura de Jean-Marie Coutelle, jefe de brigada (coronel) de los aerosteros del Ejército de Oriente.
 

Fundada en 1982, y presidida por el Sr. Robert Chénier, esta asociación, se ha dado por misión preservar para la eternidad –por poco que ésta exista– los restos de quienes, bajo las órdenes del hombre excepcional que fue Napoleón – prefiero escribir: es Napoleón, por lo mucho que es moderno y forma parte de nuestra vida cotidiana e incluso de la vida de los que no están conscientes o no quieren estarlo – participaron en la epopeya más excepcional que puede vivir un país: la del Primer Imperio.

Pero, cuando se deambula en cementerios, aquellos grandiosos de las grandes ciudades, o aquellos más modestos de las pequeñas villas de provincia, es forzoso reconocer con tristeza que cantidad de esos asilos de los desaparecidos están en un estado de degradación que no puede más que afligir el alma, y digamos la palabra, avergonzarlo a uno por esta pérdida de interés.

Y sin embargo, cuántas aventuras increíbles, grandiosas, trágicas o novelescas encubren esos nombres, de las que el tiempo, obstinadamente, borra hasta el grafismo, como para eliminar toda huella de quienes han hallado allí un refugio.
Y es aquí donde interviene la A.C.M.N.

 
Tumba de Charles de Flahaut de la Billarderie (1785-1871), ayuda de campo del Emperador.

Censa, sin distinción de función o de grado, todas las sepulturas que amenazan el olvido y el tiempo.
Y, con la ayuda del « Souvenir Français », y de donadores, restaura, renueva, y muy a menudo también, interviene con energía ante servicios oficiales para retardar un procedimiento de traspaso.
¡Ésta última tarea no es la menos ruda!

No es una « estrella » la que reposa aquí, sino un veterano de la Guardia del Directorio, enseguida de los Cónsules, vuelto coronel y caballero del Imperio: Louis Fuzy (1746-1832).
 
Otro ejemplo espectacular, la restauración de la tumba de Ennemond Rozet (1766-1832), capitán en la Vieja Guardia, herido en Eylau, caballero del Imperio.
 

MONUMENTO EN PELIGRO

Actualmente, entre cientos de tumbas, hay una que exige con urgencia una atención particular. Es la de la madre del fiel, devoto y amable Marchand, quien, para Napoleón deportado, fue infinitamente más un compañero o un servidor: un amigo. No soy yo quien lo dice, es el mismísimo Emperador..
Para esta sepultura, que está en gran peligro, el presidente de la A.C.M.N. ha obtenido una prórroga y una autorización para efectuar una restauración. Queda lo más difícil de hallar: ¡los fondos!

No entra en mi papel indicar el monto de la restauración, sino simplemente decir que si nos uniéramos todos, aunque fuera modestamente, la última morada de la madre del estimable Marchand, y primera nana del rey de Roma, sería salvada. Subrayo cuán lastimero es constatar que asociaciones napoleónicas riquísimas no han creído deber responder al llamado de la A.C.M.N. Me abstengo de cualquier otro comentario.
Instituto Napoleónico México-Francia , INMF.

ACCIÓN Y ALCANCE DE RESCATE Y DE RESTAURACIÓN DEL PATRIMONIO POR LA A.C.M.N.

S.M.I. y R. el Emperador  Napoleón I.
S.M. el Emperador y Rey Napoleón I
« Cientos de renovaciones o de restauraciones completas de sepulturas napoleónicas, a iniciativa, instruidas o realizadas por sus miembros, con la ayuda de financiamientos de generosos donadores, entre los cuales principalmente el Souvenir français; la colocación de placas conmemorativas a colores en las mismas condiciones.
- Actividades patrióticas como el avivamiento de la flama del arco de Triunfo de París. Jornadas napoleónicas en provincia o en París, la Asamblea general en el Senado, en la Malmaison, etc.
- Múltiples libros y artículos de sus miembros.
-
Reconstitución de los archivos « Medallistas de Santa Helena » de la Legión de Honor, con su apoyo: colaboración con el sitio Internet y publicación de la versión impresa (más de treinta departamentos publicados o por serlo).

UN TRABAJO ADMIRABLE

Son cientos de tumbas, grandiosas o modestas, las que han sido así restauradas y salvadas por la asociación, que hace, lo subrayo – y sin embargo no tengo el cumplido fácil en lo que concierne a las acciones que tocan al recuerdo de Napoleón – un trabajo admirable.

Tumba del general Thiébault (1769-1846).

He aquí dos ejemplos más, uno de los cuales, aquí arriba, concierne al « celebérrimo » memorialista del Primer Imperio, el general Thiébault (1769-1846). En este caso también las imágenes no precisan comentarios sobre el trabajo realizado.

El segundo y último ejemplo (aquí abajo), de éste artículo al menos, pues hay que saber detenerse, se refiere al general Joseph Triaire (1764-1850), veterano de la Guardia de los Cónsules (3er regimiento de cazadores a caballo), y que fue uno de los ayudas de campo del príncipe Eugenio de Beauharnais, virrey de Italia.

Tumba del general Joseph Triaire (1764-1850).

Al escribir esta noticia, que compete, lo subrayo, a una iniciativa estrictamente personal, mi propósito no es hacer una colecta.
No obstante, cuando veo el número de los que podrían, pero que no hacen nada, a falta, a menudo, de saber, considero que una asociación como la A.C.M.N. debe ser apoyada, y que es el deber del Instituto Napoleónico México-Francia dar a conocer sus acciones.

Puesto que las imágenes valen más que un largo discurso, les he mostrado en este corto escrito algunos – lo subrayo: algunos solamente – de los « salvamentos » realizados por la A.C.M.N.
No pienso que sea necesario escribir más al respecto para honrar el trabajo realizado por la asociación.

“Tout pour l’Empire”: Armas del Imperio francés.

A ELLOS LA GLORIA, A NOSOTROS LA MEMORIA

Algunos miembros del comité directivo de la ACMN en una foto histórica
En torno al Sr. Robert Lecreux, Presidente de Honor y fundador (traje beige), apreciamos de izquierda a derecha los señores Bernard Quintin, encargado de investigaciones históricas, Robert Chénierex-Presidente, y Marc Allégret, Secretario general.
ACMN
Association pour la Conservation des Monuments Napoléoniens
Administración y correspondencia: ACMN
129, rue Nationale
F-59800, Lille / Francia

Cotización de base (2014): 35 euros (en Francia)
Sitio Internet: http://napoleon-monuments.eu/
ACMN