Instituto Napoleónico México-Francia, INMF.
¡Anuncie su negocio en el  sitio del INMF!
¡Anuncie su librería en el sitio del INMF!  - Annoncez votre librairie sur le site de l'INMF!
“Los Amigos del INMF” – “Les Amis de l’INMF”
Líneas del Presidente
Actualidades
Delegaciones internacionales. Delegaciones
El Alma de Napoleón. El Alma de Napoleón  
Vida de Napoleón. Vida del Emperador Napoleón I el Grande
Crónicas del Consulado y del Imperio
Envenenamiento
Artículos y textos diversos
La Consagración
Simbólica imperial
Cartografía general
Ideas del siglo napoleónico
Historia general
La leyenda napoleónica
Literatura durante el Imperio
Religión
La obra civil
El arte de la guerra
Economía, finanzas, comercio
La Marina imperial
La vida cotidiana durante el Imperio
La caída del Águila
Santa Helena y la deportación
El regreso de las cenizas
Cronología
Los Mariscales
Los Hombres
Genealogía
La Familia Imperial de Francia
Libros y revistas
Imaginería
Pintura durante el Imperio
Escultura y relieves
Música durante el Imperio
Numismática y falerística
Herencia y patrimonio
Filmografía
Napoleón, México, y América
Colecciones y piezas históricas
Unidades y uniformología
Monumentos y sitios históricos
Entrevistas
Librerías
Napoleón para la juventud
Los animales y la epopeya
Sugerencias y correo de los lectores
Tienda
Ligas de interés
Libro de Oro
Voluntariado
Patrocinadores
Los Amigos del INMF
Patrocinar al INMF
Publicidad y anunciantes
Anunciése en el INMF
Inscríbase a nuestro boletín de información (gratuito)

 

NOTAS SOBRE
EL EMPERADOR NAPOLEÓN I
Napoleón
Litografía de Nicolas-Toussaint Charlet (1792-1845)

Por el Conde

Alexandre Colonna Walewski

Conde Walewski
Texto amablemente comunicado al Instituto Napoleónico México-Francia por su autor. Traducción al castellano del INMF ©
Esta página está disponible al público de manera gratuita y puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no sea mutilada, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

A pesar de sus fracasos y defectos el EMPERADOR NAPOLEÓN I es unánimemente considerado como un espíritu universal en razón de su personalidad fuera de lo común y de su excepcional capacidad de trabajo que le permitía tomar decisiones rápidas y eficaces.

Legitimado muchas veces por plebiscitos directos ante el pueblo francés, murió sin embargo abandonado y exiliado en una isla inaccesible.

Pero, hombre político clarividente, jefe de guerra prodigioso y temido, aureolado de glorias militares, admirado incluso por sus enemigos (obligado y forzado tuvo que enfrentarse con valor a 7 coaliciones sucesivas esperando siempre firmar la paz), administrador talentoso, entró muy naturalmente en la leyenda que inmortaliza a los seres de excepción.

Napoleón tenía todas las cualidades de un líder: fuerte autoridad y carisma.
Supo hacer trabajar y producir a los franceses durante 15 años como raramente lo hicieron y devolverles su orgullo.
Su firme liderazgo que a menudo ha faltado a los dirigentes franceses y que falta todavía a veces en Europa en nuestros días permitió un pronto y espectacular enderezamiento económico y moral del pueblo francés después de una revolución mayor tan destructora de un orden material milenario capeto, de un orden moral cristiano bimilenario, como creadora de ideas nuevas que son las bases de las democracias modernas.

Napoleón I levantando a Francia
Óleo de Auguste-Charles Risler (1819-1899)

Quedará como « Napoleón el Grande », por su administración remarcable de los países del continente europeo, cuyas libertades económicas, religiosas, sociales y culturales hizo evolucionar de una manera favorable, aunque esto es muy insuficientemente visto en nuestros días.
Participó grandemente en asegurar el triunfo del capitalismo gracias al reconocimiento y al establecimiento democrático de la propiedad privada en Europa, y gracias a los códigos y leyes que eran necesarias para su desarrollo.
En Francia supo poner orden tras el caos revolucionario, obtener la eficacidad tras la impotencia, restablecer el provecho tras el desperdicio, escoger a las mejores personalidades tras haber eliminado a los incompetentes.
Supo satisfacer la doble tendencia de una nación difícil de gobernar simultáneamente reivindicadora y progresista, reaccionaria y conservadora.

Mi convicción personal es que el Emperador Napoleón es un genio universal, y que permanecerá como una de las grandes figuras del mundo moderno al haber llevado hasta lo sublime las cualidades que trascienden y exaltan a los hombres: el valor, la perseverancia, el amor de la patria siendo a la vez un europeo convencido.


ARTÍCULOS, RESEÑAS Y ESCRITOS
   
Hacia el Porvenir tras las huellas del Emperador, por Eduardo Garzón-Sobrado.
Contrariamente a la leyenda, Napoleón fue un hombre de paz, por Jean-Claude Damamme.
¡Napoleón, hombre de paz!, por David Saforcada.
Descubrir a Napoleón, por Renée Casin.
El Napoleón real, por John Tarttelin.
¿Merece Napoleón la gloria que envuelve a su nombre?, por Jean-Claude Damamme.
Napoleón, el hombre de la paz, reseña especial de Paul Silvani, cronista de Córcega.
Las guerras de Inglaterra contra Napoleón, por John Tarttelin.
¿Por qué Napoleón se metía la mano en el chaleco?
Las heridas de Napoleón, por el Dr. Alain Goldcher.
Cabellos, revelaciones y herejía: el asesinato de Napoleón, por John Tarttelin.
Napoleón, Jospin y la izquierda, por Eric Zemmour.
Siguiendo las huellas de la Gloria: La carrera Napoleónica de Stendhal, J. David Markham.
El arquetipo de la isla en la configuración de la personalidad de Napoleón, por Isis Wirth.
Guerra de España: reacción de enfado, por Jean-Claude Damamme.
Una historia en la Historia: La boca de Napoleón, por Xavier Riaud.
Napoleón, escritor, por Isis Wirth.
El improbable Napoleón-héroe de Inglaterra, por John Tarttelin.
Relato por Goethe de su encuentro con Napoleón I en Erfurt (1808).
Napoleón y los judíos, por Isis Wirth.
Historia de la Caballería Imperial francesa, por Stewart Addington Saint David.
Eylau, o la mirada de Napoleón, por Isis Wirth Armenteros.
Los Viejos de la Vieja, por Peter Harrington.
Viaje al fin de Europa, Eylau - 9 al 13 de febrero de 2007, por Henri Caporali.
María Walewska cuenta cómo conoció al Emperador, de la colección del Conde Walewski.
Discurso del Príncipe Don Carlos Napoleón por el bicentenario del encuentro de Erfurt
Jena: ¿Centro o alma del mundo? por Isis Wirth.
Le 5 mai 1821, por Isis Wirth.
Epitafio de William Pitt, el verdadero carnicero de Europa
Las traiciones de Bernadotte, por el coronel Émile Guéguen.
Napoleón, el fundador de Baviera, por Isis Wirth.
¿Merece Napoleón la gloria que envuelve a su nombre? por Jean-Claude Damamme.
Napoleón inmortal..., por Christophe Bourachot.
Crepúsculo Imperial: Santa Helena, por el Profesor Richard Holmes.
210º aniversario de la primera campaña de Italia, por Isis Wirth.
La celebración de las derrotas y no de las victorias: una extraña especificidad francesa por Jean-Claude Damamme.
¿Necesidad de la Ausencia de Napoleón? El basurero de la Historia, por Isis Wirth.
El caso de Ligny, por Pascal Cazottes.
Mademoiselle Lenormand, la vidente de Napoleón, por Isis Wirth.
Una “mujer” orangután donde Napoleón, por el Dr. Pierre-François Puech.
Thierry Lentz y Jacques Macé: La muerte de Napoleón, por el Profesor Jean Defranceschi.
Fanny Essler, la amante del hijo de Napoleón, por Isis Wirth.
La segunda visita a Santa Helena de Michel Ballabriga, por él mismo.
El elefante de Napoleón, por Isis Wirth.
François Antomarchi, de Santa Helena a Santiago de Cuba, por Isis Wirth.
Kléber, víctima de la Jihad, por Isis Wirth.
 Un perro, por el Conde Emmanuel de Las Cases.
¿Tiene importancia el sombrero de Napoleón?, por Pierre-François Puech y Bernard Puech.
Bonaparte alumno, por Jean-Baptiste Marcaggi.
Napoleón en Egipto: ¿el primer choque de culturas?, por Isis Wirth.
Napoleón por sí mismo, por Jean-Louis Sarrailh.
Napoleón, un inmortal, por Isis Wirth.
Napoleón y la porcelana, objeto de memoria, por Pierre-François Puech y Bernard Puech.
No creo en la medicina, creo en Corvisart, por Xavier Riaud.
Bonaparte, precursor en materia de lucha contra la droga, por el Dr. Xavier Riaud.
Hay que abrir la tumba de Napoleón, por el profesor Jean Defranceschi.
Napoleón echado de los manuales escolares, por Dimitri Casali.
Fidel Castro, el « napoleónico », por Isis Wirth.
El regreso de las “cenizas” del Rey de Roma, por René Decq.
Napoleón y la viruela, por Xavier Riaud.


¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!
¡Síganos en Facebook! -  Suivez-nous sur Facebook! - Follow us in Facebook!
¡Anuncie su negocio en el  sitio del INMF!
Francósfera México-Francia, el portal de la promoción y de la defensa de la Francofonía en América.
Bienvenido a la página oficial del Premio Memorial Conde de Las Cases.
Bienvenido a la página oficial del Círculo Melófilo Héctor Berlioz.
Cinematógrafo Imperial Folia Lumière.
Bienvenido a la página oficial de las Jornadas Alfonsinas; Memorial Alfonso Reyes.

 

¡Anuncie su negocio en el  sitio del INMF!
Instituto Napoleónico México-Francia - Institut Napoléonien Mexique-France
Eduardo Garzón-Sobrado, fundador.
S.A.I. Jean-Christophe Napoléon, Prince Impérial.
Página diseñada por:
Studios Folía Lumière. ¡Contáctenos!